La Unidad de Trabajo Social Hospitalaria atiende los determinantes sociales que condicionan el proceso de salud-enfermedad de los pacientes que se atienden en el centro, realizando una intervención sociosanitaria. Los profesionales son, de este modo, el enlace entre el sistema sanitario y el resto de sistemas de protección social y la comunidad.

Esta Unidad cubre las tres áreas de intervención del Trabajo Social como disciplina: Trabajo Social Individual o de Caso, Trabajo Social de Grupo y Trabajo Social Comunitario, todas ellas interrelacionadas entre sí y no excluyentes. 

Desde el Área de Trabajo Social se analizan, evalúan y tratan, los factores sociales que condicionan la salud del paciente y están repercutiendo en su área personal, familiar y social.

La eficacia de la intervención social en salud se debe valorar mediante el aumento de la capacidad del grupo familiar para hacerse cargo y superar nuevas dificultades, más que con la resolución concreta y específica de la demanda que le ha llevado a acudir al trabajador social sanitario.

Existe también un Plan de Atención a Personas con Capacidades Diferentes que se detalla en el apartado Accesibilidad a los Servicios Sanitarios.